No es una novedad que las organizaciones tienen por objetivo seguir generando ingresos para sostenerse en el mercado a medida que las exigencias aumentan, especialmente en esta época de pandemia donde muchas de ellas se han visto obligadas a reinventarse y analizar un concepto que aún no lo tenían al 100%: la transformación digital.

Para llegar a implementarla las empresas necesitan dotarse rápidamente de una serie de capacidades digitales, empezando por la digitalización de procesos, que implica enfrentarse a varios retos y tendencias para adecuarse al entorno competitivo que estamos viviendo actualmente, lo que les representa un desafío para seguir operando, pero no es imposible.

Entonces, ¿Qué necesitan tener en cuenta para iniciar el proceso de digitalización de la empresa? Te compartimos estos tres puntos esenciales:

 

  • Análisis de la situación: en primer lugar, es necesario ver la relación actual de la empresa con la tecnología, de analizar a la predisposición para implementarla, si no, el proceso no será bueno y será necesario concienciar internamente su valor.
  • Presupuesto: se necesita de una buena inversión tanto en capital como en personal, y es un tema de prioridades, tiene que tener su momento y su espacio dentro de la compañía.
  • Gestión del cambio: para que la digitalización sea una realidad, y con ello la transformación digital, es necesario que los empleados acompañen los procesos, su implicación es uno de los aspectos más importantes para tener éxito. Para ello, también es necesario consultar a especialistas que acompañen el proceso.

¿Hacia dónde se dirige la tendencia?

Magdiel Santiago explicó en el Ricoh Digital Meetup: Digitalización: “Su Rol en la Transformación Digital de una Empresa”, que existen estudios actuales que la digitalización hoy es un requisito primordial para que las empresas logren sobrevivir en los próximos 5 o 10 años.

Además, refirió que hay una estimación entre el 18% y 20% de que las empresas llegarán a digitalizar gran parte de sus procesos de negocios una vez superada la situación provocada a raíz de la pandemia por el Covid-19.

Antes, la digitalización parecía un “extra” para mantener la productividad y las ganancias, hoy es un requisito indispensable para que las empresas sobrevivan a un mercado cada vez más exigente, con una condición de vida diferente.

No te olvides de compartir este post